Me da miedo volar”
graznó Afortunada
incorporándose. “Cuando eso ocurra
yo estaré contigo”
maulló Zorbas
lamiéndole la cabeza.